¿ESTO ES UNA TIENDA O UN PARLAMENTO, SOY CANDIDATO PORQUE ES MI TURNO O SOY CANDIDATO PORQUE TENGO ACUERDOS?

Decía Hannibal Lecter, en el Silencio de los Corderos, que para entender y comprender los sucesos había que remitirse a los principios básicos, al origen de las cosas.

Voy a intentar hacer memoria para poder entender la situación actual, que otra cosa podría haberse hecho y que se debería hacer tras las próximas elecciones, si llega el caso.

Después de los resultados del 20D, era cristalino que para poder ser investido Presidente y formar Gobierno, no quedaba más remedio que llegar a acuerdos políticos. Por las declaraciones y posicionamientos de las diferentes fuerzas políticas pareció evidente que: 1º El PSOE y el resto de fuerzas políticas, excepto Ciudadanos, no apoyarían un gobierno del PP; 2º Todos coincidían en que el primer turno correspondía a la fuerza más votada, el PP, así era asumido públicamente; 3º El PSOE declaró que no entraría a hablar o acordar con el resto de las fuerzas políticas hasta que una vez pasado el turno del PP -que consistía en no conseguir la investidura (ver 1º)- le tocara el turno a su candidato.

Es decir, según estos principios, Felipe VI tenía que a) ir designando para formar gobierno según el resultado de las elecciones: 1º, 2º, …(La Tienda) y b) sin considerar el principio de “la posibilidad de formar gobierno o ganar la investidura” (El Parlamento); creo que de acuerdo con el principio parlamentario de nuestro estado tendría que tener más valor la b) que la a). Según la b) es como se entienden las consultas a las fuerzas políticas, mostrando estas su voluntad de apoyar o no a un determinado candidato; es decir, se tenía que haber buscado a un candidato que tuviera la posibilidad cierta de ganar la investidura y configurar un gobierno. Bajo el principio de conseguir ganar la investidura, Mariano Rajoy declinó la invitación de Felipe VI, toda vez que no tenía los apoyos suficientes para formar gobierno. En mi opinión, el Rey una vez escuchado a las fuerzas políticas y a Rajoy de que no tenía los apoyos suficientes, no debería haberle insinuado que le iba a proponer como candidato, dando así valor al sistema parlamentario.

En esas primeras entrevistas con el Rey, donde se despiden diciendo “nos volveremos a ver pronto”, todos daban como echo cierto que el PP no conseguiría los apoyos necesarios; pues bien, en esas primeras entrevistas, Podemos le transmite al Rey que ellos están dispuestos a formar gobierno con el PSOE; Pablo Iglesias, en la rueda de prensa posterior a su charla con el Rey, explica su conversación y transmite su propuesta a los medios, que sirve a su vez para transmitírsela al PSOE (Tenemos que recordar que el PSOE decidió no negociar con nadie hasta que Pedro Sánchez no fuera designado candidato de acuerdo con los turnos, la Tienda, y no con la posibilidad de formar gobierno, el Parlamento). En la rueda de prensa de Pedro Sánchez, este no le dio mayor importancia al asunto de la propuesta de Podemos (mi visión personal), mientras que desde algunas partes del PSOE se interpretó como una humillación al PSOE y cosas peores. Lo cierto, es que con el empeño del PSOE de que el Rey propusiera como candidato a Rajoy, según el turno, y así diera comienzo el “reloj de la democracia”, se buscaba humillar al PP, puesto que había quedado claro, que ni siquiera en la segunda vuelta se iba abstener otra fuerza política que diera la mayoría simple al PP más Ciudadanos. Sencillamente Rajoy no quería pasar por esa humillación, y le entiendo. Personalmente, no me expondría a una situación donde fuera a recibir una cantidad incontable de golpes, dialécticos y políticos, sin obtener nada a cambio.

Creo que la nota de la Casa Real debería haber sido más del tipo: “Una vez consultadas a todas las fuerzas políticas, ninguna nos ha transmitido su capacidad para obtener una mayoría parlamentaria con la que se pueda formar gobierno o ganar la investidura, por lo que iniciaremos una segunda ronda de consultas cuando algún candidato vea factible ganar la investidura”, y el Rey no hubiera puesto al descubierto la humillación que supone ser rechazado (Cuando alguien nos rechaza, todos y todas sentimos un cierto desasosiego y humillación, Felipe VI no va a ser diferente) y, lo que es más importante, el sistema parlamentario hubiera salido reforzado frente al sistema de “por turnos”. Para excusarles (Al Rey y a Rajoy) diré que, quizás la inexperiencia, el enfrentarse a unos resultados electorales sin mayorías evidentes o un mal asesoramiento derivado de las “costumbres” dio por traste esta situación. Y Rajoy, aun no queriéndolo, salió igualmente humillado al darse a conocer su rechazo a la propuesta del Rey (Joder, que es el Rey quien te propone), es decir, lo que quería evitar se produjo pero peor. Se le llamó irresponsable, desleal, se le acusó de parar el “reloj de la democracia” y tantas otras cosas.

Entonces se inicia la segunda ronda de contactos, que sin aprender de los resultados de la primera (o quizás sí), se iba a proponer al 2º por turnos según los resultados del 20D. Al parecer nadie había entrado en conversaciones para llegar a acuerdos que permitieran una mayoría suficiente para conseguir la investidura, a excepción de Podemos que le había hecho una oferta al PSOE y que el PSOE no entró a valorar; bueno sí la entro a valorar, pero me voy a evitar los comentarios tanto del PSOE como de Ciudadanos, alguna prensa, los míos y los de algunos otros, ya que no añaden nada a esta disquisición.

Supongo que el Rey estaría informado por sus asesores (leerán la prensa, hablarán por teléfono, conversarán entre ellos, se transmitirán la información, la analizarán) de los diferentes planteamientos que tenían las fuerzas políticas; creo que se podía deducir, y a la vista están los resultados, que un acuerdo entre PSOE y Podemos era el más viable, ya que alguna fuerza nacionalista estaba dispuesto a apoyarles, el PNV por ejemplo (ya lo había declarado) y otras a abstenerse; también parecía evidente que un acuerdo del PSOE con Ciudadanos no iba a recibir el apoyo de las demás fuerzas políticas derivado de: El PP no iba a apoyar, ni por activa ni por pasiva, nunca a un candidato del PSOE (y para deducir esto no hace falta ser muy experto); que Ciudadanos como formación está absolutamente enfrentada a las fuerzas nacionalistas o independentistas; y, que Podemos y Ciudadanos se vetaban mutuamente (algo lógico dado el carácter del discurso político de cada una de ellas y sus propias manifestaciones).

El PSOE seguía empeñado en no entablar conversación alguna hasta que Pedro Sánchez no fuera designado. Sabíamos dos cosas: no apoyaría nunca a un gobierno del PP y no buscaría el apoyo de las fuerzas nacionalistas-independentistas (Así se determinó en el Comité Federal).

¿Cómo convenció, entonces, Pedro Sánchez al Rey de que era capaz de configurar una mayoría suficiente para resolver la investidura? O no lo hizo. Empecemos por esto último.

Su designación lo fue porque le tocaba, fue 2º (La Tienda) -sin considerar la posibilidad o no de obtener una mayoría para ganar la investidura (El Parlamento)- y además ponía en marcha el famoso “reloj de la democracia”. Esta forma de actuar es cuanto menos cuestionable, es posible que tanto el Rey como Pedro Sánchez hayan reflexionado poco, exactamente igual que todos los demás (o mucho, según las razones que se den, que me gustaría conocer, las de verdad) y por eso estamos donde estamos. El Rey ha sufrido una segunda humillación, su segundo candidato, que esta vez sí admite presentarse, no llega a resolver el problema (El segundo entrenador de la temporada te baja al equipo a segunda división, para entendernos).

Otra cosa sería que Pedro Sánchez intentara convencer o convenciera a Felipe VI de que era capaz de conseguir la investidura; a lo que, Felipe VI tendría que haber preguntado ¿Cómo es posible si no te has sentado a negociar con nadie? ¿Cómo lo sabes tan certeramente? ¿Lo vas a hacer con Podemos o con Ciudadanos? Para terminar indicando a Pedro Sánchez, algo evidente y que sabía el propio Pedro y que el Rey debería conocer o, al menos, estar debidamente asesorado al respecto: Yo creo que Podemos y Ciudadanos son incompatibles, se vetan así mismos, o al menos es lo que tengo entendido.

El “reloj de la democracia”, tal y como se nos quiere hacer entender, se pondría en marcha con la primera sesión de investidura. Ese reloj, al parecer para algunos, señala el tiempo que transcurre entre la sesión de investidura hasta convocar unas nuevas elecciones, en caso de que ninguna fuerza política consiga formar gobierno o ganar una investidura, dos meses. Por consiguiente, quien aceptó ponerlo en marcha, puso en marcha un plazo inalterable, sabiendo además que de no conseguir la investidura en dicho plazo, habría nuevamente elecciones y el gobierno seguiría en funciones. Y todo esto sin haber empezado a dialogar con el resto de las fuerzas políticas. Sinceramente me parece correr mucho riesgo y muy deprisa.

En mi opinión, el “reloj de la democracia” se puso en marcha el 6 de diciembre de 1978 (Referéndum de la Constitución) y se intentó parar el 23 de febrero de 1981 (El intento de golpe de Tejero). El reloj de la democracia siempre está en marcha. La teoría de los turnos (La Tienda), primero el 1º, segundo el 2º es totalmente cuestionable con un sistema de acuerdos (El Parlamento). El comenzar un intento de investidura sin haber previamente establecido negociaciones con el resto de las fuerzas políticas ha llevado o llevará a que tengamos unas elecciones el 26J (Y no cualquier otra fecha). En la Constitución no se plantea como resolver el dilema de que: no habiendo candidato de gobierno por no conseguir los apoyos suficientes y sin necesidad de pasar por una investidura fallida (humillante) se convoquen unas nuevas elecciones.

Para llegar a donde estamos, lo mejor hubiera sido no proponer a nadie que no garantizara ganar la investidura. Seguiríamos con un gobierno en funciones, pero seguiría abierto el plazo de negociaciones, ¿Hasta cuándo? Eso es lo que no determina la Constitución.

Negociar bajo presiones que no tienen que ver con la propia negociación, como son los plazos o el tiempo, nunca es bueno. Para llegar a entregar unos buenos deberes a tiempo, todo estudiante sabe que no puede dejarlos para el último día, aunque dedique la última noche a rematarlos. Siempre hay que considerar un plazo para hacer las cosas, pero aquí no tenía por qué haber existido esa premura, o tanta premura.

Ahora nos llevamos las manos a la cabeza por la convocatoria de elecciones y todos quieren utilizar esa excusa para forzar y acusar a los demás, incluso para hacer, aparentes, nuevas propuestas de última hora.

Sigo sin conocer la solución sobre qué hubiera pasado si transcurrido un tiempo, nadie hubiera podido conseguir los apoyos necesarios y nadie hubiera sido propuesto por el Rey, pero ese asunto es más técnico y para eso tenemos un montón de gente sabia, o a lo mejor sobre este asunto hubiera sido más fácil llegar a un acuerdo y a lo mejor se hubieran tenido igualmente que repetir la elecciones, pero por el momento eso no lo podemos saber. A lo mejor en esta segunda vuelta si el proceso se hace bajo el prisma parlamentario y no el de los turnos, conseguimos otro resultado aunque los resultados de las elecciones sean los mismos.

Ya todos y todas conocéis el resultado de la designación del Rey a Pedro Sánchez para conseguir la investidura (Segunda humillación del Rey, primera de Pedro Sánchez). No voy a volver a contar la historia, salvo indicar que todos los argumentos “políticos” utilizados por todas y cada una de las fuerzas políticas han sido desarrollados en laboratorios de respuestas, con probetas de líquidos inconfesables, con la única razón de “excusar mis actuaciones y acusar al contrario”, es decir, mantras y pamplinas a repetir hasta la saciedad. Ninguno se ha mirado hacia dentro, o a lo mejor sí, y no le ha gustado lo que ha visto.

Por cierto, no he hablado de las propuestas políticas concretas de cada formación. He determinado las incompatibilidades entre formaciones, derivadas de sus propias declaraciones, y el carácter nacional o nacionalista de las mismas, para poder entender las posibilidades primigenias de establecer acuerdos.

En conclusión, el Rey no debería proponer a nadie que no garantice ganar la Investidura y formar Gobierno, para eso se hacen las consultas a las formaciones políticas y las formaciones políticas tienen que hablar entre ellas (o negociar) antes de despachar con el Rey; eso no es deslealtad, ni comprometer las formas democráticas, es trabajar por y para los ciudadanos desde el minuto uno de conocer los resultados electorales; aquí no valen los turnos, no valen las componendas. Los deberes hay que tenerlos terminados antes del nombramiento. A ver si para las próximas elecciones lo hemos aprendido, todos y todas.

Parafraseando la canción de José Feliciano, tenemos clavadas dos cruces en el monte del destino: La primera, la torpeza de un Jefe de Estado, en nuestro caso el Rey Felipe VI, que propone un candidato a la Presidencia de Gobierno sin tener garantizado que ganará su investidura en el Parlamento; la segunda, la soberbia del candidato (estoy seguro que los del laboratorio de respuestas lo llamarán responsabilidad, pero una vez más no estaré de acuerdo con ellos), en nuestro caso Pedro Sánchez, que acepta su nombramiento sin ni tan siquiera haber empezado una ronda de negociaciones (O al menos es lo que nos han contado). Torpeza y soberbia dos ingredientes que suelen dar malos resultados.

NO PODÉIS SEGUIR EN ESTE “PSOE”

LOS CIUDADANOS HAN INDICADO EL CAMINO. USEMOS NUESTRAS FUERZAS EN LO NECESARIO.

El oxígeno se ha terminado. El espacio es inexistente. La militancia socialista solo es posible desde el alejamiento de este “PSOE”. Me dirijo a aquellos compañeros y compañeras, militantes socialistas que dudan en seguir o no como afiliados al “PSOE”, a quienes tantas veces, en los últimos años, les ha defraudado y que todavía aspiran a una última bocanada de aire que suponga una resurrección. En mi humilde opinión, solo somos humanos, la resurrección de los cuerpos es de otros, nuestra lucha está con los ciudadanos, la sociedad. El cadáver del “PSOE” se ha podrido hacia una socialdemocracia liberal-progresista, denominada popularmente centro-izquierda, personalmente creo que es puro centro, de izquierda ya no tiene nada. Es donde quiere al “PSOE” la caverna.

Lo que estoy escribiendo seguro que me va a generar algunas o muchas enemistades, porque lo hago con la voluntad de convencer a aquellos que dudan en seguir como afiliados del “PSOE” para que dejen de serlo.

Hablo de ser afiliado del “PSOE”, no de ser militante socialista, no es lo mismo una cosa que la otra.

Tengo muy buenos amigos y amigas en las redes sociales y fuera de las redes sociales que espero que me entiendan, muchos de ellos sé que están en la cuerda floja de la afiliación, desde aquí os digo que no lo dudéis, el proceso abierto no va a cambiar nada.

La gallina caponata ya no consigue votos, así se ha demostrado en las últimas elecciones y algunos de los que se presentan en este proceso solo quieren repartirse los restos de una gallina masticada y digerida. Esos candidatos intentarán volver a colocarle algunas plumas nuevas a los restos del animal, cosmética le llaman, se olvidan de algo fundamental: los ciudadanos no son tontos, se han dado cuenta de lo que significan ahora mismo las siglas “PSOE”, en lo que se han convertido (en el pecado llevamos la penitencia, y me incluyo).

Es posible, que los candidatos  piensen que pueden resucitar a la “caponata” conseguidora de votos, que pueden volver a las antiguas mayorías. Desde aquí les digo que no. Que es imposible. Y además ¿para qué? Se tiene que desaprender mucho “PSOE” para ser el PSOE. El primer paso para desaprender es olvidar lo que “ahora es”.

De los candidatos decir que dos de ellos Eduardo Madina y Pedro Sánchez forman parte de la casta y que nunca les oí proclamar los cambios que ahora desean, no son creíbles porque ellos no se lo creen. No hablo de capacidades, que las tendrán y muy buenas. Hablo de formas y discurso político.

Del candidato de IS, José Antonio Pérez Tapias me pregunto dónde estaba estos años atrás, en que lugar se oían sus propuestas y las de IS dentro del partido, efectivamente no se oían, como mucho se susurraban, excepto honrosas excepciones que lo hacían de forma personal.

Compartiendo el  99% de sus propuestas es sin embargo el que más me irrita; me irrita porque siendo una corriente de izquierdas dentro del partido la tienen abandonada, no tienen ni censo (reconocido por ellos mismos), nadie ni dentro ni fuera les ha oído gritar, bueno, en las últimas listas a Europa protestaron por no conseguir su cuota. Creyendo en lo que creen no se ha elegido la candidatura por sus militantes y siendo tan republicanos a su candidato se le olvidó hacer un llamamiento para acudir a las manifestaciones pro #ReferendumYa. En mi opinión IS quiere conseguir más cuota de la que tiene, porque los afiliados del “PSOE” pueden ser ahora más sensibles a sus propuestas. Insisto, las comparto y mucho.

Alberto Sotillos ha tenido valentía, ha realizado un gesto que le honra, consecuente con su propuesta, que también comparto, de refundar el “PSOE”. A ti Alberto me voy a dirigir directamente, ¿no crees que ya existen opciones fuera del “PSOE” que representan lo que tu deseas más que dentro del “PSOE”?

Excepto a Pedro Sánchez a los demás les he escuchado, a uno le he preguntado; en la presentación de otro me he ido; y a algún otro le he leído.

Podría creer en IS si terminaran con la casta que tienen dentro. Puedo afirmar que hay gente joven que debería haber dado un paso adelante mucho más enérgico, me temo que de no ser así acabaran engullidos por la propia “burocracia” del “PSOE” y lo lamento porque tienen mejores ideas, imagen y discurso que el presentado. En el fondo creo que sufren de la misma enfermedad que el hermano mayor.

Los dogmáticos intentarán resucitar el cadáver del “PSOE”. Cuando esos cambios lleguen, si llegan, es posible que ganada la batalla del PSOE se pierda la de los ciudadanos. Es el momento de la acción social, de la unión con otras fuerzas que ya existen, si queréis incluso de generar una nueva, pero rápido, los ciudadanos y la sociedad nos lo demandan.

No puedo terminar sin mencionar a todos los grupos y asociaciones que han aparecido en los últimos años dentro y fuera del “PSOE”, a algunos les ha bastado muy poco para que enseñen la patita, otros siempre fueron así.

He pertenecido y hablado con muchos de ellos, todos con discursos semejantes, de izquierdas, de apertura. Algunos en cuanto se huelen a donde va a ir el poder ahí se apuntan, mencionaré a dos que particularmente he seguido: Francesc Romeu de Valencia y Josu Gómez Barrutia de Sevilla, son los más descarados, hace muy pocos días firmaron una proclama que vá más allá de la izquierda y hoy apoyan al aparato. Pero eso es otra historia, la de los juncos.

Concluiré. Este es un breve relato explicando lo que a mi entender es y está pasando a día de hoy en el “PSOE”. No es el que fue. Y no podrá ser el que muchos hubiéramos querido, sencillamente no nos han dado opciones. Por eso recomiendo a mis compañeras y compañeros, si después de leer esto me queda alguno, que todavía están en este “PSOE”, que desistan, que los ciudadanos están esperando nuestra acción, y que poco contribuimos si se pierden las energías en resucitar lo que lleva muerto hace tiempo.

YO “TE VEO”, A VER SI TU ME “VES”. MI FELICITACIÓN A ALFREDO PÉREZ RUBALCABA

 Lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible.

Desconozco quien escribe las notas de Alfredo Pérez Rubalcaba, pero ha conseguido amargarme el día con su felicitación de año nuevo.

Mi  respuesta.

Compañero Alfredo:

Al recibo de tu felicitación de año nuevo yo también me encuentro bien.  Siento decirte que tu carta me ha entristecido. Paso a explicarme.

No son los ciudadanos, que no la gente,  los que tienen que cambiar de actitud frente a “nuestras” propuestas, somos nosotros los que tenemos que cambiar de actitud frente a las propuestas de los ciudadanos, algunos lo estamos  haciendo, otros parece que no, otros quieren seguir siendo abanderados de no se sabe que, sin saber dónde está situada la banda ni a qué pueblo ha ido a tocar. Decirte una frase sencilla de entender: No hay peor ciego que el que no quiere ver.

No me voy a cansar de recordarte que los socialistas no nos habíamos ido, ni nos vamos a ir. Son otros los que se fueron y otros los que se van.

Los primeros se fueron a no se sabe dónde y no se sabe durante cuanto tiempo, creo que se llama “Despido Interior”. Mi opinión es que vuelven para no perder sus sillones o poltronas.

Los segundos están recalando en UPyD  y Ciutadans, ”la razón” es que prefieren ser cabeza de ratón que cola de león.

Lo de la Conferencia Política, te lo voy a decir clarito: Un  ”efecto especial” o “decorado” o “quiebro” o  “estafa”  a los ciudadanos y a los militantes. Cuando quieras te lo explico personalmente.

Los socialistas, compañero, vamos a seguir luchando por lo que creemos, vamos a seguir en la calle, vamos a seguir trabajando por y para los ciudadanos.  Nunca  nos hemos ido y hemos sabido lo que teníamos que hacer en el momento que nos libramos de las ataduras de los dirigentes.

Te deseo un buen año 2014 y que la mayoría de tus esperanzas y deseos se cumplan, en el fondo estoy convencido que como socialistas compartimos la mayoría de ellos.

Un fuerte abrazo socialista.

Jesús

LA SUBIDA DE LA LUZ, VAYAN USTEDES A LA MIERDA

PORQUÉ SERÁ QUE NO ME HUELE BIEN ESTE ASUNTO

A mi parecer todo vuelve a estar negociado y seguramente la subida de la tarifa eléctrica se quede entre un tres y un cinco por ciento, lo que supondría a efectos del gobierno una tremenda victoria sobre las “eléctricas” después de haber anunciado una subida del once por ciento.

En las técnicas de negociación, para conseguir un objetivo basado en ganar-perder (ganan y pierden los de siempre) tienes que sentarte en la mesa con una postura muy superior a la que finalmente estarías satisfecho de conseguir. En este caso, si las eléctricas quieren una subida de entre el tres y el cinco por ciento lo lógico es que amenacen con un once por ciento, así su horquilla de negociación es elevadísima. Además, la parte de enfrente, el gobierno, se apuntará un tanto frente a los ciudadanos puesto que habría conseguido bajar la subida en seis u ocho puntos: La hostia.

Este modelo de negociación es a tres bandas, donde los que finalmente pagan, los ciudadanos o los afectados, no participan. A partir de ahora lo llamaré “ganar-ganar-perder”.

Ganan las eléctricas, que finalmente obtendrán su objetivo real de una subida del tres o cinco por ciento, que dados los tiempos que vivimos es en cualquier caso un disparate desmedido.

Gana el gobierno (que pensando que los ciudadanos nos chupamos el dedo y que no disponemos de neuronas suficientes, ya que están preocupadas por llegar a fin de mes) nos vende una magnífica gestión con las eléctricas por conseguir reducir la subida hasta un tres o un cinco por ciento. Hay que recordar que esto era lo que realmente querían las eléctricas para cubrir no se sabe que déficit tarifario. En todo este lío montado, el que no se enteraba era el ministro que no sabía si iba adelante o atrás.

Pierden los ciudadanos, que sin comerlo ni beberlo sufren una subida de las tarifas eléctricas, lo cual, como es conocido por todos, es estupendo para la crisis, mejorar el consumo y poder pagar la hipoteca. Por supuesto los más perjudicados los que menos tienen (Efecto Mateo).

Hasta aquí el modelo de “ganar-ganar-perder” / “eléctricas, gobierno, ciudadanos”, resumidamente.

Mi propuesta, de tener que sentarme a negociar con las eléctricas sería:

Bajada de las tarifas, equilibrando los beneficios anuales a cero, bajo la supervisión de los correspondientes supervisores vestidos de negro y hasta que no salgamos de esta situación (de crisis), nasty de plasti. Por supuesto implicaría una supervisión de sueldos, cargos y demás gastos superfluos que encarezcan la gestión de estas empresas.

Horquilla de negociación: O esto u os meto un paquete que vais toos palante. Tengo fuera a los fiscales, la policía y la guardia civil para interveniros y empezar a revisar papeles. Como soy el gobierno, pues eso, puedo. No se si me explico.

Este modelo sería un: “perder-ganar-ganar” / “eléctricas/gobierno/ciudadanos”.

O si las eléctricas se avienen un: “ganar-ganar-ganar”. Y todos juntos salimos de esta. Pero esto, queridos amigos, es otra historia.

Con esta propuesta otros que intentaran lo mismo, en un futuro; se lo pensarán dos veces. A lo mejor se podría aplicar retroactivamente, estoy pensando en los bancos. UUUhhhhhmmmmm.

Os deseo mucha salud porque de lo demás cada vez nos queda menos.

Este Gobierno que sufrimos

1512526_10202152891640348_640787852_a

Por Eva Maldonado.

Hace ya un tiempo que por la mañana cuando enciendo el ordenador y empiezo a abrir los enlaces para leer la prensa, tengo una sensación difícil de describir pero os puedo asegurar que tremendamente desagradable; me siento como en un descampado a punto de recibir unas pedradas, como si de una lapidación se tratara, y no sé por dónde va a venir la primera.

  • Este Gobierno que sufrimos se está envalentonando, se quita una careta al día y cada vez con más virulencia nos arranca, nos despoja, nos embarga la dignidad. Sí, dignidad, digo bien; pero lo más llamativo, es que nosotros los dignos, parece que carecemos de capacidad de indignación frente a un Gobierno corrupto que reformando y recortando, está dejándonos literalmente en pelotas – y no hablo de fútbol – .
  • Este Gobierno que sufrimos, amparándose en una crisis económica está retrocediendo nuestros derechos décadas. No nos confundamos, simplemente es la disculpa para ellos poder aplicar una ideología liberal y clasista totalmente insolidaria y beneficiosa para un puñado de personajes que por supuesto, pertenecen al mismo clan. Si quieres Sanidad, paga; si eres Dependiente, paga; si quieres si quieres si quieres…. Paga.
  • Este Gobierno que sufrimos, bajándose los pantalones -los nuestros-, hace concesiones al capital para que pueda seguir asfixiándonos y tenernos bien pillados por las pelotas  – sigo sin hablar de fútbol-.
  • Este Gobierno que sufrimos, totalmente libre de escrúpulos, pretende amordazarnos cuando ellos totalmente ilegitimados campan a sus anchas sin bozal.  Se reserva el derecho a autorizar, disolver y reprimir un derecho fundamental.
  • Este Gobierno que sufrimos, por si les parecía poco el dominio que tienen de la Justicia, para que los jueces no se entrometan, llegará con la palabra de un funcionario, un policía o una autoridad para ser multado, y si por las moscas esto no llega, siempre tendremos una tasa que pagar si queremos defender nuestros derechos en un Juzgado.
  • Este Gobierno que sufrimos, acaba con la Educación, pilar básico para que exista de facto una ciudadanía libre, lo saben, no interesa.
  • Este Gobierno que sufrimos y sufrimos ha acabado con la Democracia, que no será el mejor de los sistemas, pero sí el menos malo.

Sancho Cabalga de Nuevo

 
 
 
734252_350681665050301_493564713_n
 
 
De Marcos González Sedano,
 
 
 
 
En un ensayo literario, Cesare Pavese se empeñaba en explicarle a los desheredados lo importante de las palabras. Comprenderlas, descifrarlas, ligarlas a los hechos y a la ficción. No se por qué leyéndolo me acordaba de Sancho Panza. Tal vez porque siempre me identifiqué, más que con el señor, con el escudero.

¿Qué ocurre cuando el narrador deja la pluma en el tintero? ¿ A qué se dedican los personajes cuando la docta mano duerme?

No es cierto que Sancho se fuera con el señor Quijano por la promesa de una ínsula. Su precio eran las historias que el Hidalgo de la Mancha iba contando.

Sancho-Panza-Visto-por-Mingote[1]Y las palabras caían de los labios del caballero andante, rodando por la armadura camino de los oídos del escudero.

Cuando el Manco dormía y Don Alonso soñaba con su Dulcinea, él se acercaba a las posadas y pueblos a ver cómo se las gastaban los alguaciles y el Santo Oficio. Llenando de camino su faldriquera  con unos trozos de pan y queso.

Cuando Cide Hamenete Benengeli descansaba, Sancho conspiraba con su señor: “No son gigantes, sino molinos de viento. Eche usted los pies a tierra, mi señor”.

Cuando Don Alonso Quijano el Bueno se dejó vencer, cuando perdió los sueños y dejó entrar a la muerte por su puerta, cuando se suicidó el Hidalgo de la Mancha, Sancho no cogió la espada, ni la lanza. Tomó la palabra y fue de plaza en plaza, de aldea en aldea, buscando escuderos, pícaros malandrines, mendigos, sastres, zapateros remendones, braceros, escribanos… Y les fue susurrando al oído: “¡Combatidlos, que no son gigantes!”

Y así cabalgó Sancho, el de los mil rostros, hasta el último de sus días. Dejando sobre los bancos de las calles las palabras: “No les tengáis miedo ni a ellos ni a sus picas ni a sus cárceles. Que no son gigantes, que ellos sin nosotros no son nada salvo miseria humana vestida con buen paño”.

 

 

MILITANCIA CIUDADANA

Hay demasiadas cosas en juego y los ciudadanos se han dado cuenta.

IMG00070-20130223-1818

23 de febrero

Está en juego el futuro. ¿Qué modelo de sociedad queremos? ¿Qué modelo de sociedad nos gustaría dejar a nuestros descendientes?

“Artículo 1

1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.”

IMG00075-20130310-1305

10 de marzo

Estamos viviendo en una Dictadura de la Economía. El Gobierno en vez de defender los intereses del pueblo español está defendiendo otros intereses, por consiguiente el actual Gobierno ha trasladado la soberanía nacional a no se sabe dónde. Ningún Gobierno puede esgrimir la bandera del sufrimiento de los ciudadanos, del propio pueblo que le ha votado y de los que no lo han hecho. No creo que nadie vote a un partido político que tuviera como eslogan:

“OS VAMOS HACER SUFRIR. SERÁ POR VUESTRO BIEN  PACIENCIA. OS PIDO VUESTRO VOTO”

6a00e552985c0d8833017d427ef743970c-500wi

EL PRESIDENTE DE PLASMA. COBARDE.

Ningún ciudadano hubiera votado semejante memez. Ni siquiera los de las derechas.

susto

LAS NUEVAS MEDIDAS

Este Gobierno está incumpliendo la constitución, y eso que todavía no la hemos reformado.

Por eso los ciudadanos, el pueblo español, se transforma en MILITANCIA. MILITANCIA ACTIVA. Los ciudadanos han considerado que tienen el deber y la obligación de decir, de gritar, de manifestar su disconformidad contra esta DICTADURA DE LA ECONOMÍA a la que este Gobierno se ha plegado.

IMG00087-20130501-1224

1 de mayo

La MILITANCIA CIUDADANA defiende el Modelo de Estado social, no el modelo de Estado neoliberal y neoconservador que se nos están imponiendo.

La MILITANCIA CIUDADANA defiende la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, no defiende la cautividad, ni la injusticia, ni la desigualdad, ni las dictaduras.

La MILITANCIA CIUDADANA somos todos y tenemos derecho a manifestarnos en todos los sitios, físicos o virtuales, por todas las razones y con todas las banderas.

IMG00107-20130509-1913

9 de mayo

La MILITANCIA CIUDADANA tiene que ser la fuerza que ayude a cambiar esta situación. Solo con toda la militancia ciudadana unida se oirán nuestros gritos de protesta, protesta mayoritaria, pacífica. Solo la violencia nos quitará la razón.